Renuncia al 90% de tus usuarios en Social Media

Abre los ojos y atrévete a renunciar de una vez del 90% de tus usuarios, no te sirven para nada.

Dicen que solo el 1% de las personas son realmente activas en los medios sociales y que el 10% lo son de forma esporádica. Pues si la clave de las nuevas formas de comunicación/relación es hacer participe a las personas de aquello que haces o dices, va siendo hora de que te focalices en ellos. Al resto puedes seguir buscando fórmulas de almacenarlos en páginas de Facebook, en bases de datos para newsletter e incluso en magníficos perfiles del último grito en aplicaciones que has puesto al servicio de tu comunidad, para darles la lata de vez en cuando.  Esta estructura social de participación se extiende a todos los ámbitos de la sociedad: grupos de amigos, ministerios, ong… y del 90% de todos ellos también deberíamos olvidarnos.

El mito afirma que el buen jefe nunca abandona a su equipo, que crea pequeñas “trampas” que hacen que el grupo siempre esté alerta para dar más de sí, que los implica de tal forma para sean parte del proceso creativo/constructivo de la misión de la compañía y de la labor concreta que desempeñan. Mucha gente afirma que solo una palmadita sincera en la espalda o un “buen trabajo” dicho con ganas sería suficiente. La gente está deseando que les des una excusa para dar un paso al frente y sentirse satisfechos consigo mismo y en paz el mundo. Solo hay que encontrar ese interruptor que les encienda la bombilla interior. ¡La gente quiere, necesita trascender!

En realidad no debes renunciar a al 90%, debes encontrar el modo de que salten de un sector de la gráfica a otro, de que sean un 2%… y un 11%… los que valgan la pena.

Para eso son necesarias unas serie de condiciones en las que merecería la pena pensar detenidamente.

  • Que la visión de la acción colectiva que propones les haga mejores personas, en cualquier sentido que se te ocurra. La motivación.
  • Que el grupo de personas que forman parte del colectivo relevante para el fin que se propone. Lo social.
  • Que los métodos para participar se adecuen a mis posibilidades de tiempo, habilidad, implicación. Las herramientas.
  • Que quién lo proponga sea y le percibamos como alguien capaz de hacerlo por sí solo pero que quiere que seamos participes. El líder espiritual.

Este último es el punto de partida a analizar y el más interesante. Y no distingo entre empresas o personas porque ambos pueden serlo. ¿Qué se necesita para ser líder espiritual? Hay que pensar mucho sobre eso, pero dejo un apunte rápido que puede servir de guión para reflexionar. Creo que visión, autoridad, influencia e interés.

[Invitado] Construir una imagen corporativa para tu marca personal (Caso @simdalom)

Abrimos las puertas de este blog a Álvaro Gutierrez de Cabiedes, amigo, consultor de marketing online de Secuoyas Marketing y gran diseñador de marcas. Como sabéis hemos cambiado la imagen corporativa de SimDalom.com hace unas semanas y en este artículo Álvaro explica cómo se realizan estos cambios desde un punto de vista gráfico.


Aquí os dejo una breve guía de como construir una identidad corporativa digital para tu propia marca personal.
Grua logo simdalom

Voy a utilizar el ejemplo del rediseño de la id. corporativa de Chema Martínez Priego (@simdalom) para que lo podáis ir comparando y entendiendo mejor todo lo que os quiero explicar:

1. Observación: Estudio, conclusiones (valores) y bocetos

  • Estudiar los precedentes de la marca
  • Enumerar los valores que le definen
  • Identificar las necesidades que debe cubrir (¿hay deficiencias en los anteriores diseños?)
  • Ser coherentes en la transición o transformación de la marca (no perder la esencia y los valores que heredamos)

En este caso nos encontramos que pese no haber una identidad perfectamente definida si que se han utilizado diferentes recursos gráficos y tipográficos para representar la marca.
logo simdalom 2009
Chema es una blogger experto en el la gestión de marcas en redes sociales. Su “bombilla” y tipografía de trazo agradable se asocian rapidamente con estos hechos.

2. Transformación y creación

  • Simplificar valores y transformarlos para cubrir nuestra necesidades.
  • Combinar elementos antiguos y nuevos para dar continuidad a la marca.

Vamos a aproverchar simplicidad y suavidad de su tipografía para transformar su icono. Queremos acercarlo así a los valores gráficos que hoy en día se imponen en las redes sociales. Colores, ángulos…todo encaja en este patrón.

La incial de la marca, la letra “S”, se usará para crear la figura inicial de una bombilla.
El color se sustituirá por un degradado de colores cálidos e introduciremos la primera variante: contrastar la tipografía de su marca en la red (simdalom) con la su verdadero nombre (Chema Martínez-Priego).

Creacion logotipo Simdalom

3. Desglose: Estructuras, movimientos y adaptaciones

  • Construir los modelos sobre una estructura básica ya definida
  • Listar el código de valores que se deben respetar a la hora de utilizar la marca
  • Estudiar la ubicación y el formato de los soportes donde habitualmente se vaya a mostrar

Logos Simdalom Colores

En este caso, el rediseño de la marca de Chema nace a propósito del restyling de su blog. Queremos que el logo encabece el site de Chema y por tanto es importante el equilibrio (horizontal) que icono y tipografía vayan a ejercer.

Avatar Simdalom

También es interesante centrar nuestra atención en el diseño del avatar, o el de los formatos verticales donde el icono y los colores monocromáticos deben tomar  el protagonismo. En estos casos, simplificar  significa unir fuerzas para destacar sobre el resto de pequeñas imágenes que caracterizan la composición de estas páginas. Un objetivo claro es, por ejemplo, destacar dentro del timeline de Twitter.

Los colores elegidos pertencen todos a una misma gama cromática y los degradados aplicados a las piezas procuran tranmitir luz y volumen.

Espero que os haya servido la guía y que os animéis con este gran reto.