Personas relevantes en un proceso viral

Visto que la fórmula viral (boca-oído, es decir, recomendación personal, conversación interpersonal, etc.) es la mejor fórmula para conseguir una conversión.

En los procesos virales (o epidémicos, como los llama Gladwell) hay tres tipos de personas clave: los conectores, los informados (mavens) y los comunicadores (vendedores natos). Toda epidemia parte de la interacción de estos tres tipos de personas que hacen posible la pandemia (el sueño de cualquier acción de marketing viral).

Tipping Point Social Networks

Los conectores son personas que conocen a muchas más personas de lo normal. Recopilan de forma natural información personal de sus contactos y la relacionan para ser fuente útil al resto de conocidos que posee en su red. Los conectores saben a quién acudir en cada momento para conseguir un propósito y ofrecen contactos relevantes para que los demás puedan hacer lo mismo ante determinado problema. Son conectores aquellos conocidos nuestros culpables de que conozcamos a la mayoría de nuestra red de contactos.

Los mavens son personajes que poseen información privilegiada y se preocupan y divierten ofreciéndosela a los demás, y son respetados por ello. Son las personas a las que acudimos a la hora de comprar un coche o visitar una ciudad. Aquellos que nos recomiendan un hotel y nos alojamos en él. Los frikis de un determinado tema. Habitualmente los informados ofrecen información útil a los conectores.

Por último los comunicadores o vendedores natos son aquellas personas carismáticas que han recibido una información, la creen (la viven) y la reproducen. Este tipo de personas son las que dan peso la las informaciones de los conectores, que previamente han recibido de los mavens, hacia el resto de los mortales.

Estos tres perfiles conforman la ley de los especiales que dice que un factor crítico para toda epidemia es la naturaleza del mensajero y es semejante a teorías médicas sobre epidemiología.
Ante este panorama se siguen surgiendo muchas preguntas sobre cómo configurar el mensaje y sobre quién es el verdadero destinatario de dicho mensaje. ¿Debemos localizar y dirigirnos a nuestro nicho de conectores, mavens y comunicadores para facilitar la propagación del mensaje? ¿Existe la posibilidad de mez¿Debemos seguir buscando la audiencia de masas y rezar para que algunos de estas personas se fijen en el mensaje y lo viralicen? ¿Es mejor utilizar una solución mixta?

No sé dónde he leído la frase de un gurú de la publicidad que decía que era conveniente seguir mostrando la marca a los clientes para que recuerden la marca. La pregunta en este punto es ¿Merece gastar tales fortunas para eso?

Creo que la solución la solución buena viene por la mixta, aunque moderando mucho el gasto en este apartado y aportando un valor que pasa por la experiencia del propio usuario.

Prometo que el siguiente post de la serie comenzaré a preguntar menos y a proponer más.

+++
Artículos anteriores de la serie:

7 comentarios sobre “Personas relevantes en un proceso viral”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.