Blogs, política y dinero. Boom!!!

pasta.jpgUna de estas conversaciones que se prolongan en el tiempo en la blogosfera, cobrar o no por cuenta de quien escribes, se reincorpora con nuevas cuestiones por resolver. ¿Qué pasaría si un bloguer influyente recibe dinero de un partido político por escribir sobre ellos?

El oyente introduce de nuevo el tema en Bloguers a sueldo con una artículo del nytimes.com.

Candidates across the country found plenty of outsiders ready and willing to move inside their campaigns. Candidates hired some bloggers to blog and paid others consulting fees for Internet strategy advice or more traditional campaign tasks like opposition research.

Tema complicado.

Estoy de acuerdo con Alfonso Romay en que hablar de políticos es igual a escribir sobre productos (como se hace con reviewme o payperpost). Los ideales políticos ya no existen, hablamos de productos cuyo acierto en la estrategia de marketing definirá los resultados políticos.

Algunos matices que están ahora por resolver son los que introduce pasapues en CreativeMinds que reproduzco aquí.

El tema me parece un poco mas complicado.
¿Que pasa si hablas bien (o mal) de un político que te gusta (o disgusta)?
¿Si hablas gratis es correcto, y si luego cobras es incorrecto?
¿Como se valora el gratis y el cobrar por parte del lector?
Si soy periodista profesional, que escribo habitualmente en un medio de comunicación, cuya línea editorial es a favor de unos y en contra de otros,
y cobro a fin de mes y/o por artículo concreto ¿es esto ético?
por que esto es lo normal.
Si los mismos articulos los publico en un blog entonces serian poco eticos.
Hay una presa que se dedica a proporcionar falso amigos, esto es ya la industrialización de los comentarios favorables. ¿Como de ética seria esta labor?

A conversar.

4 opiniones en “Blogs, política y dinero. Boom!!!”

  1. Hablando de eticidad en la conducta profesional del comunicador, si ha de primar un criterio, éste es el de la veracidad. Dicho criterio posee dos variables: la información que ofrece -es obvio que cada uno cuenta aquello que ha llegado a conocer como verdadero-y la línea editorial que sigue. En un medio de comunicación lo preocupante no es que posea una línea editorial, sino que ésta no sea manifiesta. So capa de «imparcialidad», y puesto que «»siempre»» somos parciales, no se hace más que falsear -omito el término mentir por la presunción de inocencia a todos debida-.
    Es decir, y como conclusión, señalaría que: 1 – un blog también posee una línea editorial. 2 – El hecho de cobrar por la difusión de información y que esto sea público -los periodistas en sus respectivos medios- es un medio de mostrar la existencia de esa línea; precisamente por su vinculación contractual con una determinada empresa. 3 – En el caso del blogger, al no ser patente esa vinculación, la eticidad procede de la manifestación leal de la propia línea editorial -obviamente este término habrá de usarse, en este caso, en sentido amplio-

  2. El problema no es que reciba dinero o no, que seguramente es algo que ya sucede. El punto es no confundir el periodismo con la opinión de una persona. Los blogs bastan su fuerza en los temas que proponen, que solo tienen un peso real cuando son muchos los blogs que conversan. Creo que los partidos pasarán de hacer esto y propndrán sus temas abiertamente, como lo han ehcho ya con sus infames vídeos, y como lo haran a través de sus propios blogs y bloggers de casa.

Responder a juan serrano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.