Para qué este weblog

01/04/2005

Recibo una crítica que me hace pensar sobre el sentido que tiene este weblog. Llevo toda la mañana dandole vueltas y no he llegado a ninguna conclusión clara, aunque tengo la esperanza de que según escribo estás líneas algo saque en claro. Seguramente este weblog no sea útil, pero la Filosofía tampoco es una ciencia útil.

Para empezar todo lo que se refiere a Talleresdelweb.com tiene carácter experimental. Desde que me conecté a Internet, hace unos pocos años, quería aprender a hacer páginas web y desde entonces existe Talleresdelweb.com. Luego me fui especializando: me dedico a la comuncación y asesoro a empresas a idear sus modelos de comunicación y su aplicación a las nuevas tecnologías. Y se me va bien, creo. Además controlo, en la medida de lo posible, que el trabajo que se deriva de mi actividad esté bien hecho. De ahí mi afan por la estandarización y demás. Y pienso… podría escribir sobre estas cosas, pero soy enemigo de las teorías de este tipo porque son muy relativas. Cada caso requiere una solución creativa diferente.

A esto puedo añadirle la necesidad imperativa que tengo de escribir. Además de trabajar estudio Comunicación Audiovisual y en la Facultad no para de repetirme que necesito escribir unas 3000 palabras diarias. Evidentemente no las escribo, pero aquí, quieras que no, me obligo ha escribir un poquitín. Otra vez carácter experimental. También me exigen leer mucho. Leo unos 20 libros al año más manuales y libros técnicos, además ojeo con cierta profundidad dos periódicos al día y unos pocos digitales y todo lo que cae en mis manos. A esto hay que sumar las entradas de los 100 weblogs a los que estoy suscritos con Bloglines.

Por tanto, de qué escribir. Sobre lo que leo, lo que me ocupa la cabeza: sobre lo que me dé la gana. ¿Últil? Quizá no, pero estoy convencido que hay muy buena información por Internet sobre los temas que trato y que yo no soy capaz de producir. ¿Qué mejor forma de canalizar esa información que a través de esta página? No creo dedicarme a repetir lo que otros dicen, no quiero hacerlo, por eso lo enlazo. Aviso a todos los que me leéis: Aquí hay algo interesante y procuro contextualizarlo, interpretarlo, darle mi punto de vista particular y, si el caso lo requiere, mostrar mi aplicación. Creo que estos son motivos suficientes para continuar con esta tarea que, por lo menos a mí, me enriquece.