No hagas social media, sé social media

¿Cuál es el contenido de tu marca? Siempre que se me acerca una empresa con el deseo de introducirse en las redes sociales para mejorar la relación con sus clientes les hago esta pregunta. ¿Por qué? Porque es la base de cualquier estrategia en social media.

Perdonas que haga un “return to de basics”, pero se pierde el foco con mucha facilidad cuando nos asaltan nuevas tecnologías, prácticas o herramientas a diario. Que si social commerce, que si social CRM, que si…

Cuando nos acercamos a los medios sociales las marcas no tienen que volverse mensajeros, ellos, tu público, no busca mensajes, buscan significados, ideas, una dirección… que les de sentido a la relación que tienen con la marca con la que se relacionan. Por esta razón cuando abordamos el posicionamiento en social media de una marca esta tiene que convertirse en embajadora de las ideas, concepciones, preguntas o experiencias que giran en torno a ella, y que son la razón por las que un cliente se relaciona con una marca. Las marcas no son mensajeros, son fuentes de inspiración cuando crean relaciones.

En el desarrollo de la estrategia comprobamos la complejidad de valores, públicos y motivaciones que representan a las marcas. Es lo más difícil a la hora de crear una estrategia en social media, encontrar la forma de segmentar comunidades activas en torno a los significados que rodean a la marca. ¿Cómo lo concretamos? Yo creo que las marcas deben liderar movimientos. Encontrar fines superiores a la propia empresa, a los puramente comerciales, que guían su actividad y que son el punto de unión más intimo con su público. De esta forma la marca, sin necesidad de transmitir mensajes como si de una emisora se tratase, puede inspirar, puede erigirse como embajador de la acción que facilitará y que su público llevará a cabo. El social media no es un fin, el resultado de un movimiento sí, es el contenido de la conversación que desarrollará en medios sociales y siempre llamará a la acción.

Pongamos algunos ejemplos de empresas que lideran movimientos:

Y qué es un movimiento:
  • No es un slogan, a veces sí.
  • No es una frase de marketing, a veces sí.
  • Es un posicionamiento que llama a la acción y genera conversación.
  • Está íntimamente ligado con el plan estratégico de la compañía.
  • Responde a objetivos de negocio.
  • Es la razón que une las motivaciones de los usuarios con la razón de ser de la compañía.

Una vez definido el movimiento de la marca y el segmento al que se dirige podremos estudiar la forma de hacerlo posible. Y ahí si es el momento de poner en práctica esos palabros de moda y utilizar esas herramientas tan molonas. Pero sin contenido, ¿qué vas a hacer?

Publicidad en Twitter y el índice de resonancia

Las novedades que trae consigo Twitter con el anuncio de su sistema de publicidad trae algunas cuestiones muy interesantes.

El modelo elegido por Twitter para hacer publicidad son los Twitts promocionales que aparecerán en el timeline de forma orgánica para que no moleste mucho y se integre en sus hábitos de uso de la red social. Con este modelo a Twitter le preocupa que los Promoted Tweets no “agredan” mucho a los usuarios. En este sentido Twitter crea un concepto similar al AdRank de Adwords pero aplicado a su plataforma, lo llaman el índice de resonancia.

El índice de resonancia determina la calidad de un Promoted Tweet en función de una serie de criterios externos al propio anuncio:

  • RTs
  • Replies
  • #tag clics
  • clics en avatar
  • link clics
  • views after RT

Este modelo permite determinar un índice que nos indica si un twitts es interesante o no para la red de usuarios y si se continúa mostrando el anuncio. Pero aplicar estos índices a las cuentas de Twitter y su actividad sería una interesante métrica para medir las acciones de social media marketing en esta red social.

En este sentido me encontré ayer con esta maravilla de herramienta (revist) de análisis de búsquedas en Twitter, que además de mostrarte en el tiempo la aparición de determinada búsqueda muestra su relación entre ellas. No es el índice de resonancia, pero sí el primer paso en su aplicación más allá del sistema publicitario de Twitter.

Ahora le tocará mover ficha a Facebook, que por el momento está defendiendo su sistema publicitario a través de estudios independientes (Nielsen) que le otorguen credibilidad.