Los universos en las redes sociales y la regla de los 150

By Luc Legay
My social network - By Luc Legay

Más de una vez he escuchado a personas con la tentación de crear redes sociales de universos sociales abiertos, donde los límite a la hora de compartir se establecen únicamente por el tamaño mismo de la red. Esto quiere decir, por ejemplo, que el muro de Facebook mostrara todas las actualizaciones que se producen en la red.

Estos universos sociales abiertos son los que se desarrollan por ejemplo en los foros pero con una importante diferencia, en los foros el centro es el topic, en las redes sociales son las personas y las distintas vinculaciones que pueden relacionarlas.

Cuando el centro es la persona las normas de almacenamiento social cambian radicalmente. La capacidad de socialización de las personas es limitada y por eso las redes sociales crean universos sociales limitados. De hecho el límite lo establece la Regla de los 150, una teoría del devastador sociólogo Robin Dunbar. La Regla de los 150 se resume en que, como regla general, la constitución de nuestro cerebro nos impide mantener relaciones sociales estables con más de 150 personas. Más allá de este número los grupos pierden eficacia, capacidad de comunicación, unidad e identidad.

Esta regla contempla distintos niveles en función del objeto de grupo. Por tanto la construcción de los universos sociales en las redes sociales debe estar meticulosamente estudiado de forma que su efectividad sea máxima.

Una vez más se ponen en evidencia los dos puntos que deben guiar cualquier proyecto: objetivo y públicos. No me cansaré de repetirlo.

0 comentarios sobre “Los universos en las redes sociales y la regla de los 150”

  1. Interesantísimo. Varias cosas quisiera comentar:

    1. Me gusta el nuevo diseño del blog: minimalista, muy minimalista… lo justo para que sea “usable”… aunque me gustaban los colores del anterior diseño.

    2. ¿Limitación cognitiva? En el artículo original Dunbar alude al “neocortex” -donde arrancan las operaciones intelectuales propiamente y se focaliza la atención-. En tal caso, tómese como un “más o menos”. El neocortex es increíblemente flexible. Además, no considera el cerebro emocional, que tiene un importantísimo papel. En la misma medida en que la red social posea más soporte emocional -por cercanía afectiva con los miembros- mayor será el número posible de miembros del equipo.

    3. Creo que en sociología es imprescindible hacer aproximaciones como las de Dumbar, pero es también imprescindible que se sea consciente de que no se están haciendo afirmaciones sobre el ser mismo de la persona -no se está respondiendo a la pregunta “qué es el hombre?”-, sino sólo sobre una cierta media estadística que no ocurre en ningún particular, y si ocurre, es accidentalmente, no por “necesidad” de la ley bajo la que es estudia el hecho.

    Y… me encantaría comentar más cosas, pero no quiero alargarme. De nuevo gracias por el post y los links.

  2. Se pueden crear infinidades de aplicaciones con las herramientas Web 2.0, y además, gestionar empresas con estas herramientas. En mi empresa por ejemplo utilizamos We+, que a parte de ser gratuito, es eficaz a la hora de crear blogs, wiki, videoconferencias entre nosotros y los clientes, integración en skype, mensajería instantánea.

    Os dejo el la página por si quereis echarle un vistazo:
    http://www.yooplus.com.

    Un saludo.

Responder a Consuelo Martínez Priego Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.