Comunidades de marca con espíritu

Me uno a la última reflexión que Javier Godoy ha hecho en Nuevo Marketing en relación a la construcción de comunidades de marca.

Pero… y si buscaremos crear un movimiento, con un objetivo, una dirección, un plazo, unas acciones concretas. Eso es lo que creo que ofrecen las redes sociales, la posibilidad de que la gente se sume a una iniciativa porque si se trata de hacer amigos prefieren hacerse amigos de gente real y no de marcas.

Imaginemos una marca que propone algo concreto, algo real, algo medible e invita a las personas a sumarse (no a hablar, a sumarse) podríamos medir la efectividad por el output generado: número de personas que se suman a la iniciativa.

Una marca se construye porque se le asignan atributos propios de una persona. En cierto modo se humaniza a la marca con personalidad propia a la que responde un ente abstracto. Desde esta perspectiva que una marca proponga algo concreto a lo que las personas de verdad puedan adherirse tiene varios aspectos positivos:

  • Perfila aspectos concretos de la personalidad de la marca que puedan interesar a grupos con características propias. Consigue reunir a segmentos más allá de que estén captados o no.
  • Ayuda a activar a las personas que pertenecen a dicho segmento.  Agruparse bajo movimiento o propuestas concretas ayuda a que las personas luchen por esa máxima.

Desgranar estos dos puntos tiene multitud de ventajas para la marca, su mercado y la sociedad con profundas implicaciones.

A la hora de poner en tierra esta teoría encontramos varias preguntas de difícil respuesta. ¿Cómo se construye un movimiento social? ¿Qué valores debe tener un movimiento para mi marca? ¿Qué atributos posee mi marca a los que asociar valores? ¿Cómo se comunica todo esto? Y un largo etcétera que trataremos de responder en próximas reflexiones.

Comunidad de Marketing Interactivo, pero privada

Hace algo más de una semana puse en marcha, con un buen grupo de profesionales de marketing interactivo Nuevo Marketing, una comunidad virtual para expertos del marketing interactivo. Hemos creado un espacio privado de conversación sobre aquellos temas que atañen al día a día de nuestro trabajo. Desde aquí haremos dos cosas, y una tercera que de momento me guardo:

  • Conversar sobre los temas que día a día se nos presentan, resolver dudas o curiosidades, etc.
  • Crear grupos de trabajo para resolver casos prácticos imaginarios o reales.

Algunos me han escrito a raíz del post publicado en Loogic (gracias Javier) pidiéndome invitaciones para formar parte de la red, otros me han preguntado por qué hemos decidido hacerla privada. La respuesta es sencilla, muchas de las personas que forman parte de la red tienen muy poco tiempo para participar y no quería que la cantidad de contenido convirtiera la comunidad en un monstruo de contenido que no pudiera seguirse en su totalidad. Compartir y aprender, es el propósito.

Esto no quiere decir que en pocas semanas abramos el cupo un poco más para ver como afecta a la actividad y al contenido. Ya hay unas cuantas personas en la lista, pero si estáis interesados podéis escribirme un email o dejar un comentario.