No hagas social media, sé social media

¿Cuál es el contenido de tu marca? Siempre que se me acerca una empresa con el deseo de introducirse en las redes sociales para mejorar la relación con sus clientes les hago esta pregunta. ¿Por qué? Porque es la base de cualquier estrategia en social media.

Perdonas que haga un «return to de basics», pero se pierde el foco con mucha facilidad cuando nos asaltan nuevas tecnologías, prácticas o herramientas a diario. Que si social commerce, que si social CRM, que si…

Cuando nos acercamos a los medios sociales las marcas no tienen que volverse mensajeros, ellos, tu público, no busca mensajes, buscan significados, ideas, una dirección… que les de sentido a la relación que tienen con la marca con la que se relacionan. Por esta razón cuando abordamos el posicionamiento en social media de una marca esta tiene que convertirse en embajadora de las ideas, concepciones, preguntas o experiencias que giran en torno a ella, y que son la razón por las que un cliente se relaciona con una marca. Las marcas no son mensajeros, son fuentes de inspiración cuando crean relaciones.

En el desarrollo de la estrategia comprobamos la complejidad de valores, públicos y motivaciones que representan a las marcas. Es lo más difícil a la hora de crear una estrategia en social media, encontrar la forma de segmentar comunidades activas en torno a los significados que rodean a la marca. ¿Cómo lo concretamos? Yo creo que las marcas deben liderar movimientos. Encontrar fines superiores a la propia empresa, a los puramente comerciales, que guían su actividad y que son el punto de unión más intimo con su público. De esta forma la marca, sin necesidad de transmitir mensajes como si de una emisora se tratase, puede inspirar, puede erigirse como embajador de la acción que facilitará y que su público llevará a cabo. El social media no es un fin, el resultado de un movimiento sí, es el contenido de la conversación que desarrollará en medios sociales y siempre llamará a la acción.

Pongamos algunos ejemplos de empresas que lideran movimientos:

Y qué es un movimiento:
  • No es un slogan, a veces sí.
  • No es una frase de marketing, a veces sí.
  • Es un posicionamiento que llama a la acción y genera conversación.
  • Está íntimamente ligado con el plan estratégico de la compañía.
  • Responde a objetivos de negocio.
  • Es la razón que une las motivaciones de los usuarios con la razón de ser de la compañía.

Una vez definido el movimiento de la marca y el segmento al que se dirige podremos estudiar la forma de hacerlo posible. Y ahí si es el momento de poner en práctica esos palabros de moda y utilizar esas herramientas tan molonas. Pero sin contenido, ¿qué vas a hacer?

10 cosas que aprendí en 2010 y que no debería olvidar

Volvemos a la lecciones aprendidas. Lo hice en 2009 y ahora que se cierra el 2010 también es un buen momento para recapitular y dejar constancia de aquellas cosas que, sean obviedades o no, me han dejado una pequeña marca que no debería olvidar en años venideros. El orden, como siempre es pura casualidad.

¿Qué has aprendido tú este año? ¿Qué errores no vas a volver a cometer? ¿Lo compartes con nosotros?  Deja un comentario.

1. En la mayoría de los casos el éxito de las acciones de social media marketing no dependen de la habilidad de la agencia sino de las virtudes del cliente. Si solo hubiera que elegir una virtud en las empresas que quieren trabajar de forma activa en social media yo pediría autenticidad. La era de impresionar, de contar lo que no se es, de parecer sin que nadie te pida responsabilidades es cosa del pasado. Si eres poco, habla poco. Si no eres, estás más guapo calladito.

2. Querer hacer las cosas perfectas es tan malo como no hacerlas. Lo más probable es que nunca tengas la oportunidad de empezar. Es importantísimo saber introducir y escalar adecuadamente las dimensiones de cada proyecto. Es una tentación darle la vuelta a todo como si fuera un calcetín y lo más probable así nunca tengas la oportunidad de conseguirlo. Paso a paso, my friend.

3. No es necesario, ni conveniente, dar todos los datos de los que dispones a los clientes, hay que distinguir por perfil y por necesidad de información. Me sentí completamente afectado cuando leí este artículo de Jeremiah Owyang donde habla exactamente sobre esto y viene a explicar como dar a un ejecutivo datos propios de un community manager puede provocar una pelea absurda por aumentar índices que son completamente intranscendentales.

4. Si cada cambio que se hace no se cuida como si fuere trascendental el producto se acabará estropeando irremediablemente. Cuando diriges un producto muchas veces urge realizar determinados cambios por compromisos publicitarios, por ejemplo, o porque se ha detectado una pérdida importante en determinada conversión. Esos cambios o los planificas y los contextualizas como si fueran lo más importante que vas a hacer en el producto o, una vez abierta la veda, acabarás poniendo tantos parches que se acabará estropeando irremediablemente.

5. De publicidad se puede vivir en internet pero es necesaria una marca muy muy muy potente para conseguirlo. Los portales de contenidos sí pueden vivir solamente de los ingresos publicitarios sin tener un tráfico astronómico pero necesitas una marca tan potente detrás que es mejor que no te lo plantees.

6. La diferencia entre un buen y un mal community manager es tremenda y siempre da mejor resultado uno interno que varios externos. El bueno es proactivo, empático, consigue hacer de una estrategia de contenido un hilo de comunicación que fluye. Los malos se convierten en máquinas del G.Reader que intentan ser pseudocientíficos escupidores de twitts. Además, lo tengo demostrado, un community debe estar físicamente en la empresa a la que representa, es necesario vivir una compañía para transmitir esa compañía.

7. Si te callas desapareces y si vuelves a hablar nunca volverá a ser como antes. En un mundo donde el que más y mejor habla es el que se lleva el gato al agua, si te callas desaparecerás en cuestión de pocas semanas y si más tarde vuelves tendrás que volverte a currar tu capacidad de atraer la atención y de influencia. No empezarás de cero, pero casi.

8. Si buscas difusión, paquetiza. Cuántas veces he escuchado la frase: «¡Uy! Pero si nosotros tenemos un montón de contenido», y cuando esto es cierto suelen ser libracos enormes que con suerte están disponibles en PDF de 20Mb. Si quieres difusión paquetiza en pequeñas unidades de contenido distribuibles, enamórate de Slideshare y comparte. Mejor aun, haz pequeños vídeos que expliquen estas pequeñas píldoras. Así conseguirás difusión y aumentarán las descargas de ese tocho infumable, que hay gente para todo.

9. Las empresas buscan un community manager no estrategias de social media. Y es por nuestra culpa es nuestra, de las agencias, de las asociaciones, de las escuelas de formación y de todo aquellos que han visto en el community manager un chollo. Mucho se ha hablado de su figura y pocos profundizan en el por y para qué, lo que ha provocado que todos aquellas empresas que no tienen una formación en Social media elevada crean que con un community manager y un Facebook está todo resuelto. Te vienen a preguntar que a cuánto está el kilo de community manager.

10. Es mejor crear un buen embajador que tener una legión de community managers. Es bastante frecuente poner todo el foco a aquellas personas que te van a representar en las redes sociales y se olvidan a los empleados, y algunos están hipermotivados y no se les aprovecha, sin embargo tienen un conocimiento mucho más profundo de los temas relacionados con el mercado y de la compañía y una capacidad de transmitir mucho más eficiente. Bien formados y preparados son un éxito asegurado.

Estas son algunas de las cosas que espero no olvidar en este 2011 que empieza. ¿y tú que has aprendido? Deja tu comentario aquí o en Facebook y Feliz 2011

[Invitado] Construir una imagen corporativa para tu marca personal (Caso @simdalom)

Abrimos las puertas de este blog a Álvaro Gutierrez de Cabiedes, amigo, consultor de marketing online de Secuoyas Marketing y gran diseñador de marcas. Como sabéis hemos cambiado la imagen corporativa de SimDalom.com hace unas semanas y en este artículo Álvaro explica cómo se realizan estos cambios desde un punto de vista gráfico.


Aquí os dejo una breve guía de como construir una identidad corporativa digital para tu propia marca personal.
Grua logo simdalom

Voy a utilizar el ejemplo del rediseño de la id. corporativa de Chema Martínez Priego (@simdalom) para que lo podáis ir comparando y entendiendo mejor todo lo que os quiero explicar:

1. Observación: Estudio, conclusiones (valores) y bocetos

  • Estudiar los precedentes de la marca
  • Enumerar los valores que le definen
  • Identificar las necesidades que debe cubrir (¿hay deficiencias en los anteriores diseños?)
  • Ser coherentes en la transición o transformación de la marca (no perder la esencia y los valores que heredamos)

En este caso nos encontramos que pese no haber una identidad perfectamente definida si que se han utilizado diferentes recursos gráficos y tipográficos para representar la marca.
logo simdalom 2009
Chema es una blogger experto en el la gestión de marcas en redes sociales. Su «bombilla» y tipografía de trazo agradable se asocian rapidamente con estos hechos.

2. Transformación y creación

  • Simplificar valores y transformarlos para cubrir nuestra necesidades.
  • Combinar elementos antiguos y nuevos para dar continuidad a la marca.

Vamos a aproverchar simplicidad y suavidad de su tipografía para transformar su icono. Queremos acercarlo así a los valores gráficos que hoy en día se imponen en las redes sociales. Colores, ángulos…todo encaja en este patrón.

La incial de la marca, la letra «S», se usará para crear la figura inicial de una bombilla.
El color se sustituirá por un degradado de colores cálidos e introduciremos la primera variante: contrastar la tipografía de su marca en la red (simdalom) con la su verdadero nombre (Chema Martínez-Priego).

Creacion logotipo Simdalom

3. Desglose: Estructuras, movimientos y adaptaciones

  • Construir los modelos sobre una estructura básica ya definida
  • Listar el código de valores que se deben respetar a la hora de utilizar la marca
  • Estudiar la ubicación y el formato de los soportes donde habitualmente se vaya a mostrar

Logos Simdalom Colores

En este caso, el rediseño de la marca de Chema nace a propósito del restyling de su blog. Queremos que el logo encabece el site de Chema y por tanto es importante el equilibrio (horizontal) que icono y tipografía vayan a ejercer.

Avatar Simdalom

También es interesante centrar nuestra atención en el diseño del avatar, o el de los formatos verticales donde el icono y los colores monocromáticos deben tomar  el protagonismo. En estos casos, simplificar  significa unir fuerzas para destacar sobre el resto de pequeñas imágenes que caracterizan la composición de estas páginas. Un objetivo claro es, por ejemplo, destacar dentro del timeline de Twitter.

Los colores elegidos pertencen todos a una misma gama cromática y los degradados aplicados a las piezas procuran tranmitir luz y volumen.

Espero que os haya servido la guía y que os animéis con este gran reto.

¿Qué es una MARCA? #marcaES

Ya no sé si todo esto empezó con Tristán, Borja y Jaime o Daniel Ponte, el caso es que entre ellos han arrancado un meme, al que llego tarde como suele ser costumbre últimamente, para definir Marca. Como tengo cierta tendencia a lanzarme a la piscina con afirmaciones categóricas estas iniciativas me encantan 🙂

Hace cerca de un año lancé una serie sobre cómo crear una marca donde hablaba desde un punto de vista antropológico de la marca. Quizá ahora es un buen momento para definir una marca:

Una marca es el resultado de la suma o resta de lo que somos (el objeto), lo que decimos que somos (la promesa) y lo que los demás perciben que somos (la experiencia y la reputación corporativa).

En la composición de la marca intervienen:

  • La identidad corporativa. Sobre lo que uno es se proyecta a través del diseño, la comunicación y el diseño de experiencia una promesa de consumo, el yo ideal.
  • El plan estratégico permite moldear la realidad para identificarla con el ideal.
  • La imagen de marca es el conjunto de percepciones y experiencias vividas con la marca.

En el Meme #marcaES ha participado ya mucha gente interesante. Puedes consultar la lista completa que está haciendo Luis Pablos de definiciones sobe «Qué es una marca«. De momento yo paso el relevo a Esteban Trigos @estebant, Eva Sanagustín (@dmassm) y Víctor Gil (@victorgil)

Personalidad de la marca y Jennifer Aaker

Buscando más información sobre aquellos que han hablado de marcas como entes personificables me he encontrado con que muchos lo dicen de forma casi insconciente. Solo una autora americana ha profundizado en la Personalidad de la Marca.

La personalidad de una marca es la que nos permite establecer una conexión con el consumidor. Si conocemos a una persona introvertida, con mal carácter y que nunca responde a nuestras llamadas difícilmente conectaremos con ella. Además, en cada caso existen cientos de matices que nos ayudan a acercarnos más a unas personas u otras.

En esta visión de la marca que escribe Jennifer Aaker, profesora de marketing de la Universidad de Stanford,  define una metodología de para la medición de la personalidad de la marca.

Aaker divide la personalidad de la marca en cinco dimensiones cada una de ellas con sus posibles facetas.

Las cinco dimensiones de la personalidad de una marca y sus atributos son:

  • Sinceridad (llano, honesto, sano, alegre)
  • Entusiasmo (atrevido, inspirado, imaginativo, actualizado)
  • Capacidad (confiable, inteligente, éxito)
  • Sofisticación (clase alta, encantador)
  • Aspereza (natural, resistente)

En cada dimensión se valoran los atributos con  valoración de 1 a 5. Así determinaremos las características más importantes que determinan la personalidad de una marca.

Podríamos explicar cada uno de los atributos de la siguiente manera:

  • Llano = dirigido a familias, ciudades pequeña.
  • Honesto = honesto, sincero, verdadero.
  • Sano = sano, original.
  • Alegre = alegre, sentimental, amistoso.
  • Atrevido = atrevido, de moda, excitante.
  • Inspirado = inspirado, fresco, joven.
  • Imaginativo = imaginativo, único.
  • Actualizado = actualizado, independiente, contemporáneo.
  • Funcionamiento confiable = confiable, duro, seguro.
  • Inteligente = inteligente, técnico, empresarial.
  • Acertado = acertado, líder, confiado.
  • Clase alta = clase alta, encantador, apuesto.
  • Encantador = encantador, femenino, suave.
  • Rural = rural, masculino, occidental.
  • Resistente = tosco, rugoso.

Esta metodología, según indica Aaker, puede ser utilizada para conocer el estado actual de una marca o para describir el futuro deseado.

Aunque creo que no abarca todo lo deseable en la configuarción de la personalidad de una marca, sí es un buen marco de trabajo para crear definiciones iniciales. A mí me interesan mucho más lo matices, y como los medios sociales pueden ayudar a las empresas a crear y desarrollar la personalidad de la marca. Lo iremos viendo.

Fotografía: Parkpop 2008 - The Girl in the Crowd

Cómo medir el Social Media Marketing

Cómo medir la presencia en medios sociales es el tema de moda. Por dos razones, porque las empresas están empezando a invertir en la construcción de su presencia en medios sociales y porque quieren conocer el efecto que para ellas tienen.

El principal problema que nos encontramos cuando hablamos del social media marketing es que no sabemos qué tenemos que medir, y como siempre es por falta de objetivos. Es el primer paso para la creación de un Plan de Marketing para Medios Sociales y es FUNDAMENTAL. Unos objetivos bien marcados (a largo, medio y corto plazo) nos permitirán crear índices de medición del éxito.

En cualquier caso siempre necesitaremos tener unos índices generales de medición del éxito.

En las últimas semanas se han publicado algunos artículos que tratan de dar una solución a esta pregunta ¿Cómo medir el social media marketing? Casi todos coinciden.

La primera publicación al respecto fue la de Albert Barra con su serie «El ROI del Social Media Marketing» donde defiende que la presencia en medios sociales se mide desde cuatro perspectivas diferentes:

  • Gestión de la reputación
  • Posicionamiento en buscadores
  • Creación de marca
  • Ampliación del CRM

Otro caso es el de la conferencia que ofreció Kelly Feller, responsable de Social Media de Intel, que demuestra el éxito cuantitativo de su trabajo indicando que el 33% del tráfico proviene de buscadores, otro 33% del referidos y el resto a través de campañas. Aunque habla de la medición cualitativa a partir de cuatro indicadores:

  • Influencia: ¿están hablando los clientes de nosotros con otros?
  • Intimidad: ¿cuál es el sentimiento o la afinidad de un cliente?
  • Interacción: ¿los clientes están tomando decisiones?
  • Participación: ¿están los clientes ahí?

Por último está la conferencia de Javier Godoy en el Online Expert Forum (al que no pude ir porque Traffic4Us me impidió expresamente el acceso por trabajar en una empresa de la competencia, be open my friend) donde apuesta por tres factores:

  • Reputación: lo que dicen de uno
  • Popularidad: lo que uno dice
  • Influencia: la capacidad de introducir un mensaje y que se expanda en por los círculos de influencia del resto

Aprovecho y os dejo su presentación que tiene mucho fondo:

Como véis en los tres casos se establecen parámetros intangibles, yo echo de menos otro tipo de valores más dirigidos a la conversión o el serguimiento vertical de los clientes. En cualquier caso y como dice Javier las métricas en este ámbito hay mucha expectación y mucha experimentación.

Sigamos aprendiendo…

Comunidades de marca con espíritu

Me uno a la última reflexión que Javier Godoy ha hecho en Nuevo Marketing en relación a la construcción de comunidades de marca.

Pero… y si buscaremos crear un movimiento, con un objetivo, una dirección, un plazo, unas acciones concretas. Eso es lo que creo que ofrecen las redes sociales, la posibilidad de que la gente se sume a una iniciativa porque si se trata de hacer amigos prefieren hacerse amigos de gente real y no de marcas.

Imaginemos una marca que propone algo concreto, algo real, algo medible e invita a las personas a sumarse (no a hablar, a sumarse) podríamos medir la efectividad por el output generado: número de personas que se suman a la iniciativa.

Una marca se construye porque se le asignan atributos propios de una persona. En cierto modo se humaniza a la marca con personalidad propia a la que responde un ente abstracto. Desde esta perspectiva que una marca proponga algo concreto a lo que las personas de verdad puedan adherirse tiene varios aspectos positivos:

  • Perfila aspectos concretos de la personalidad de la marca que puedan interesar a grupos con características propias. Consigue reunir a segmentos más allá de que estén captados o no.
  • Ayuda a activar a las personas que pertenecen a dicho segmento.  Agruparse bajo movimiento o propuestas concretas ayuda a que las personas luchen por esa máxima.

Desgranar estos dos puntos tiene multitud de ventajas para la marca, su mercado y la sociedad con profundas implicaciones.

A la hora de poner en tierra esta teoría encontramos varias preguntas de difícil respuesta. ¿Cómo se construye un movimiento social? ¿Qué valores debe tener un movimiento para mi marca? ¿Qué atributos posee mi marca a los que asociar valores? ¿Cómo se comunica todo esto? Y un largo etcétera que trataremos de responder en próximas reflexiones.