Burbuja 2.0. La piscina de los muertos, en El Confidencial

I’m looking for office space for an internet start-up and would love to find a building that has other start-ups in it. The company will be 6-8 people initially and it would be great to find a flexible space that would allow us to grow over time.
I’ve heard about the Looksmart building at 625 Second St., but as I understand it they are filled up. Are there any other buildings with lots of start-ups that still have space?
Any ideas would be appreciated.

Este mensaje de CrunchBoard y su correspondiente hilo de conversación hacen pensar que la actitud de muchos emprendedores 2.0 pueda estar provocando una burbuja similar a la del año 2000. Esta situación junto con las evidencias de la DeadPool de TechCrunch han derivado en mi reflexión de esta semana en ElConfidencial.com: Burbuja 2.0. La piscina de los muertos.

Aprovecho para dejar el enlace a los artículos de semanas anteriores que no he referenciado desde aquí:

Todas las empresas se alían con el consumidor excepto las españolas – 20/01/2007

Televisión P2P, The Venice Project y otras convergencias – 13/01/2007

Las oportunidades de las webs de viajes – 06/01/2007

2007 será el año del móvil – 30/12/2006

El poder del pueblo – 23/12/2006

El problema de la interactividad

entrev7.jpgLeyendo los dos artículos anteriores se me presenta un problema grave que se describe a trozos en varios artículos: el problema de la interactividad.

Nos dirigimos irremediablemente a un estadio en el que todo es personalizable, donde la selección se convierte en tarea necesaria para poder disfrutar de servicios de información y, en especial, de ocio. La no linealidad empieza a abarcarlo todo. Esta situación, a priori, presenta dos problemas.

Primero el límite de la capacidad de atención. El hombre tiene capacidad de atención humana, no tecnológica. Lo explica verdaderamente bien Julen en Producir y consumir información en la movilidad. Tratar de abarcar más de lo que el hombre puede lo hace enfermar. Aparece el estrés. Además establece una barrera que permite dividir cuál es el límite del consumo informativo: la eficiencia.

Por otra parte, la nueva configuración de los medios de consumo de información (el ocio también forma parte del contenido informativo) nos hace trabajar para descansar. Pasamos el día configurando nuestras listas de reproducción de mp3, descargarmos y sincronizamos los podcast, configuramos nuestra programación favorita, añadimos fuentes a nuestro feed… Al final, descansar requiere un trabajo previo que no todo el mundo podrá o sabrá soportar.

Estos problemas hacen que sea más necesario que nunca los modelos de los medios tradicionales, es decir, la selección y clasificación de la información creando unidades de contenido que sigan algún criterio. Hoy, no mañana, es el momento de crear entidades que agrupen información, facilite el transvase entre dispositivos, que seleccione una serie de contenidos uniformes, aunque se permita cierto nivel de personalización básico o  poder combinarlo con la personalización avanzada.

El fin de la tiranía de la programación

El siguiente paso al artículo anterior es comprobar dos características que determinan la configuración de la televisión interactiva: El fin de la tiranía de la programación y adiós a la pasividad (Identificadas por Juan Varela en El futuro de la televisión -¡Viva CC!).

El fin de la tiranía de la programación

Los primeros pasos de la televisión interactiva modifican poco el concepto actual de programación. De todos modos, la ampliación de la oferta y
la implantación de los sistemas de grabación hacen que pierda la importancia que la programación televisiva (la barrera temporal) tiene actualmente. El espacio y el tiempo ya no son determinantes para ver contenidos audiovisuales.

El video bajo demanda y la convergencia entre dispositivos son las características que determinan el futuro inmediato de la televisión interconectada.

El fin de la pasividad

La nueva configuración de los medios dicen adiós al sofá y al mando a distancia. Ahora es posible participar activamente en el proceso de consumo del medio. La televisión se convierte en otro dispositivo de comunicación interpersonal a través de la interactividad con la pantalla. La televisión avanza por dos caminos paralelos: la televisión personal y la televisión comunitaria.

La diferencia está en el tamaño
La palabra más repetida en lo que llevamos de post es televisión, y puede que no sea la más adecuada. Todo se dirige hacia una convergencia total entre dispositivos de texto, audio y video. Todo está orientado a mezclar cualquiera de los tres formatos y de crear una programación a medida en la que es necesaria una constante actividad para que así sea.

La diferenciación entre dispositivos está cerca de llegar a su fin en un único medio multiformato que, dependiendo del tamaño y aplicación de su pantalla, recibirá un nombre u otro, pero en el que todos se podrá hacer exactamente lo mismo: dedicar tiempo (lo más valioso que tenemos) al consumo.

Televisión P2P, The Venices Project y otras convergencias

tdt1.jpgMi artículo de esta semana en El Confidencial «Televisión P2P, The Venices project y otras convergencias» pretende mostrar el salto que Internet está dando a la televisión y la televisión al ordenador o cualquier otro dispositivo. Esta semana se han producido varios eventos importantes donde los protagonistas de la revolción digital actual han presentado novedades en este aspecto.

Tanto Apple, Microsoft y los padres de Kazaa y Skype han presentado soluciones para dar los primeros pasos firmes hacia la televisión a la carta e interactiva.

Este año queda mucho por ver en este sentido.

Aprovecho la ocasión para hacer referencia a los últimos artículo que no he citado aquí:

Las oportunidades de las webs de viajes – 06/01/2007
2007 será el año del móvil – 30/12/2006
El poder del pueblo – 23/12/2006

iPhonetaculous y el saber colectivo

iphoneAhora en serio ¿puedes explicarme porqué quieres un iPhone?, de Luis Villa, me ha abierto los ojos con la palabra PROTOTIPO. Un artículo que me hubiera gustado escribir a mí si lo hubiera leído antes, ja!

A pesar de lo que dice, que el iPhone es un prototipo con muchas cosas que corregir, a mí me maravilla la forma que toma Apple para conseguir productos estrella. No es cuestión de que

Apple ha conseguido que demos por bueno cualquier producto que presenten rayando la irracionalidad colectiva.

sino de la capacidad que tiene de aprovecharse de las circunstancias para mejorar sus productos. Ayuda el diseño, ayuda el buen ojo en las apuestas de producción, pero ante todo ayudan todos los que escribimos constantemente, los propios compradores. Apple se aprovecha del imaginario colectivo, que es gratuito. Y lo hace muy bien. Solo hace falta ver los prototipos que han dibujado cientos de personas.
Esta mañana escribía un inocente artículo, otro del montón, sobre el iPhone y como todos di mi opinión de lo que le faltaba y lo que creía acertado. Lo han hecho unas de 2000 personas hoy. Apple lo sabe y es tan simple como tener a un par de personas leyendo posts, artículos de prensa, etc. durante varias semanas. Analizar todo lo que se dice, estudiar todas las sugerencias y, con los más de 6 meses que tienen para que se lance el producto, mejorarlo hasta el infinito.

Es un principio básico en la comunicación: conoce a tu destinatario. ¿Cuánto mejor si tienes la oportunidad de escucharlo cara a cara?

Cómo hacer un viral

virallearning.jpgThe Viral Learning Center te ayudará a crear tus propios videos virales.

Las asignaturas de creación de virales incluyen:

  • Grabarte a ti mismo
  • El arte de caerse
  • Haciéndote daño
  • Haciendo daño a otros
  • Filmar animales
  • Usando animales para hacer daño a la gente
  • Rutinas de baile de la Europa del Este
  • Trabajando con vómitos y excrementos

¿Qué mejor forma de promocionar un portal de video que con un video viral? Es lo que hacen con este video los chicos de Ziddio. Vía PxDx.

Magnanimidad

Este palabro no significa otra cosa más que amplitud de miras, una virtud olvidada fundamental en la vida cotidiana, profesional y, esencial también, en la comunicación.

El otro día esperaba el autobús mientras veía a un hombre  que gritaba bajo la lluvia a un taxi que estaba dos carriles más allá, y que solo veía gracias al hueco que dejaba una furgoneta y un autobús escolar. El pobre hombre gritaba y hacía mil tipos de aspavientos intentando llamar la atención del taxista que estaba inmerso en un cabreo monumental por culpa del atasco. El hombre se estaba empapando y no reparó en que otro taxi venía justo detrás la furgoneta que tenía delante. El segundo taxi se paró, incluso, delante del cliente pero este no lo vio hasta que el conductor hizo sonar el claxon.

Esta parábola al más puro estilo proverbio chino me sirvió para darme cuenta de dos cosas que hay que pensar cuando tratamos de comunicar:

  • ¿Nos hemos parado a mirar más allá de lo que tenemos delante?
  • ¿Estamos dirigiéndonos al público correcto?

El mundo tecnológico, y en especial internet, no deja de ser una burbuja aun muy reducida que absorve mucho a quien vive en ella. Me llamó mucho la atención los datos que ofrecieron los chicos de Noxtrum en Blogs La Conversación. Hay dos millones de medianas empresas en España que son completamente ajenas a este mundo, que todavía no sabemos ofrecerles soluciones eficaces para su negocio.
¡Nos queda tanto por descubrir! Y pensamos que estamos alcanzando una cierta madurez…

Como reza el dicho: con la cabeza en el cielo, pero los pies en la tierra.

Para el nuevo año, gracias

Feliz año nuevo a todos. Esto lo primero.

Después de dos semanas frenéticas y otra de vacaciones vuelvo con fuerzas renovadas pues este año se presenta la mar de interesante con un motón de proyectos por cumplir y con mucha motivación. Eso que nunca falte, por favor.

Para retomar esta tarea que se confunde entre el placer y el sufrimiento, comienzo el año dando las gracias al motón de suscriptores que se han unido mi aventura diaria particular, a los que, cada día más, se atreven a comentar, y especialmente a los tres fantásticos de la blogosfera (1, 2 y 3) que se han arriesgado en apostar por lo que pueda hacer en el 2007.

¿Seguimos charlando?

Por cierto, un año más gana la Navidad al año nuevo