El panorama del video en Internet: Google video, YouTube y las TVs

Cuando he leído la noticia de los acuerdos entre Viacom y Google para publicar vídeos de sus cadenas (MTV, CBS y VH1) me he puesto ha investigar en los modelos de negocio y los hábitos que actualmente regenta el video on demand o lo que muchos llaman la nueva televisión gratuita por Internet.

El debate se centra hoy en cómo va a configurar su modelo de negocio YouTube  y si alguien va a comprar o no a la compañía de los ex-PayPal. Pero lo que en todo caso está claro es que tendrá más fácil salida aquellos que contengan una tecnología más centralizada que permita controlar mejor lo que se hace con cada vídeo, quién lo ve, cuándo y dónde.

Uno de los objetivos en los que luchan estas compañías es en la de crear hábitos en los usuarios para que vean vídeos a través de una programación ya preestablecida a través de las listas de reproducción. Aquí Google, está claro, lleva una enorme ventaja a sus competidores, pues cada día hacen mayores esfuerzos por dominar la semántica a través de algoritmos matemáticos.

Rentabilizar estas programaciones no es complicado. Insertar uno o dos anuncios de pocos segundos entre vídeos es sencillo. Además, con la tecnología que utilizan los buscadores actuales, no es difícil conocer datos suficientes del usuario para ofrecer la publicidad más acertada, incluso con anunciantes locales. ¿Acaso no hace eso ya AdSense?

Las televisiones también están moviendo fichas y saben que pueden distribuir sus contenidos a través de estas plataformas. Conocer la audiencia para insertar publicidad adecuada dentro del propio vídeo parece ser la salida, y compartir beneficios con los exhibidores es de sentido común.

Con esto ya tenemos una vía para que rentabilicen sus sitios tanto Google video como YouTube, y otros tantos sitios; que ocupa tanto el ámbito centralizado en sus sitios como en la distribución de contenidos a través de los códigos que introducen los usuarios en sus páginas.

Además, las televisiones han visto que pueden conseguir contenidos para sus programaciones gracias a los propios usuarios, así que están desarrollando sus propias plataformas de alojamiento de vídeo. Más que comprar contenidos de los que ya existen o esas compañías, es probable que observen:

Para aprovecharse de los pocos contenidos con verdadero potencial que hay en YouTube, […] creo que tiene más sentido que las compañías estén atentas a lo que se mueve en YouTube para «fichar» a aquellos generadores de contenidos interesantes: irían a tiro hecho y no se gastarían cientos de millones en ello, seguro.

Por tanto estamos ante un terreno movedizo, en el que la competencia va a ser feroz, porque no solo la CNN va a entrar en el juego sino que muchos otros medios lo harán. Por ahora, en el fondo se va a producir solo se va a producir un cambio de soporte para un mismo modelo, aunque compartido. Si alguno de los competidores pretende llevarse todo el pastel, fracasará. Los contenidos tienen que ser compartidos, y repartir ganancias entre los participantes, y así que todos salgan ganando, y el éxito será posible. En Internet la exclusividad pierde su sentido.

0 opiniones en “El panorama del video en Internet: Google video, YouTube y las TVs”

  1. Estoy de acuerdo con tu punto de vista y también quisiera agregar otro factor. ¿Hasta que punto los nodos de internet están preparados para soportar este alto trafico producto de videos que van y que vienen? Los nodos más antiguos tendrán que actualizar su hardware y los precios de esas tecnologías son muy altas. No será económicamente viable para algunos cuantos.

  2. Creo que vamos a una televisión a la carta. En mi caso personal cada vez veo menos la tele y mas en internet. Nos estamos acostumbrando a tener lo que queremos, cuando queremos.

    Por eso me parece que un buen modelo de negocio puede ser ofrecer los contenidos de la tele en internet. Y vender espacio de publicidad , que de forma sencilla puede acompañar al programa. Aquí no vas a menter 5 minutos de televisión, pero un anuncio o dos anuncios cortos, podrian ser adecuados.

    Los tiempos cambian…

  3. Tan sólo quería apuntar que mientras no sea realmente rentable para las cadenas, a los usuarios nos hace ilusión tener un lugar desde donde poder emitir nuestros vídeos. Cuando la audiencia de Internet sea tan grande como la de la televisión, otro gallo cantará.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.